viernes, 28 de noviembre de 2008


Quiero creer, quiero saber, que dormiré a la verita tuya. Quiero esconderme del miedo y mirarte una vez los ojos que tiene la luna; quiero cantar a la libertad. Y caminar cerca del mar, amarradita siempre a tu cintura, que esta locura de amarte no puede acabar por mucho que te entren las dudas, de si eres tú el que me hace tan feliz.

No hay comentarios: